Factura electrónica,  Compliance

Asia-Pacífico: Estado de la factura electrónica y los reportes fiscales electrónicos

Asia-Pacífico: Factura electrónica

Desde Japón hasta Nueva Zelanda, la región APAC está acelerando la implementación de requisitos en materia de facturación electrónica con nuevas legislaciones y calendarios de adopción, tanto en el ámbito B2G como en el B2B. En el mercado global, esto ya no es una tendencia, sino una realidad que está llevando a las empresas a reinventarse y actualizarse para responder a las crecientes necesidades y requisitos en materia de cumplimiento fiscal. 

El último informe de Billentis estimó que el mercado global de factura electrónica en 2019 tenía un valor de 4.3 billones de euros y prevé que llegara a aproximadamente a los 18 billones de euros en 2025. El informe también prevé que la mayoría de los países asiáticos habrá establecido en 2025 el modelo Clearance de factura electrónica. Este modelo implica el envío de facturas o datos de facturas en tiempo real a las autoridades fiscales correspondientes.

Los costes asociados a la incorrecta generación de facturas electrónicas es uno de los principales motivos para el retraso del pago de facturas en el ámbito B2B. Según una encuesta de Atradius, en la región Asia-Pacífico este fue el motivo para el 21,2% de los retrasos. Prácticamente todos estos errores se pueden evitar utilizando un método de intercambio integrado y automatizado de documentos electrónicos. Mediante una integración y extracción automática de la información del ERP, se generan los documentos estructurados para un envío en tiempo real a los destinatarios correspondientes. 

Todos estos cambios suponen modificar y adaptar procesos, sistemas de gestión y operatividad en el núcleo de las empresas. Todas ellas están abocadas a nuevos modelos de negocio y organización internos que los llevan hacia una transformación digital profunda. 

Según Andre Menezes, Global Sales Manager en EDICOM, "la región APAC está teniendo una evolución similar a la de Europa en relación con la adopción de la facturación electrónica a nivel nacional en muchos países. Han seguido las mejores prácticas en otras regiones como Europa y LATAM (región pionera) y se reflejan en sus modelos de facturación electrónica que siguen una práctica bastante habitual para la generación de facturas (XML y JSON), un modelo estructurado bastante estándar, y APIs combinadas para su transmisión."

Modelos de factura electrónica en APAC

Implementar soluciones de factura electrónica supone modificar y adaptar procesos, sistemas de gestión y operatividad en el núcleo de las empresas. Sin embargo, en la región asiática, las empresas deben superar ciertos desafíos particulares.

Fritz Hu, Global Account Manager para el mercado asiático en EDICOM, explica: "Nos enfrentamos a escenarios en los que la mayoría de nuestros clientes son empresas multinacionales con fuerte presencia en APAC. Un proveedor de servicios global como EDICOM les ayuda a reducir los esfuerzos de implementación y a mantener los procesos de compliance actualizados. Incluso en escenarios complejos en los que se requieren servicios de consultoría fiscal, poder contar con un único proveedor tecnológico para centralizar sus necesidades representa un enorme beneficio, al tener un único proceso end-to-end y una perfecta integración global de la facturación electrónica."

F. Hu explica que "Corea del Sur es un país pionero en la región, junto con Taiwán, con modelos bastante consolidados. Vietnam ha mejorado su sistema de facturación electrónica avanzando claramente hacia un estándar nacional. Otros países como Australia, Nueva Zelanda y Singapur, han adoptado el modelo europeo (Peppol), con planes para su adopción masiva en el ámbito B2B y B2G. Otros países están aumentando gradualmente su adopción masiva como Indonesia y Tailandia. China también ha puesto en marcha gradualmente su plataforma nacional con el objetivo de hacerla obligatoria a nivel nacional."

El flujo de facturación electrónica más implementado en la región de APAC es la presentación de informes casi en tiempo real y un sistema de autorización para obtener la validación del gobierno antes de intercambiar las facturas. 

Estos los países donde ya existe obligatoriedad de factura electrónica o VAT Reporting

Japón: Desde enero de 2021, EIPA (Asociación de Promoción de Facturación Electrónica) y el gobierno nipón han estado trabajando junto a OpenPEPPOL para desarrollar un estándar japonés que cumpla con los requisitos legales y empresariales del país. La base del modelo japonés es PINT, la versión internacional de Peppol basada en BIS Billing 3.0.

Corea del Sur: La factura electrónica comenzó en Corea del Sur tanto en el ámbito B2G como B2B en el año 2011 y se expandió de forma gradual. Desde 2014, todos los contribuyentes cuyas ventas superen los 300 millones de KRW (264,5 mil dólares estadounidenses) por año deben emitir sus facturas de IVA electrónicamente en tiempo real. A partir del 1 de julio de 2022, el umbral se reducirá a 200.000.000 de KRW (unos 160.000 dólares) y a partir del 1 de julio de 2023 el umbral se reducirá hasta 100.000.000 de KRW (unos 83.000 dólares).

Taiwán: Desde de enero de 2021 cualquier empresa, tanto extranjera como nacional con licencia comercial en Taiwán, está obligada a facturar de forma electrónica. El sistema eGUI contempla el uso de firma electrónica en las facturas y deben enviar a la plataforma del Ministerio de Finanzas como máximo 7 días después de su emisión.

La factura electrónica en Indonesia se denomina e-Faktur Pajak. La implementación obligatoria se hizo en dos etapas: a partir del 1 de julio de 2015, la obligación entró en vigor para los contribuyentes de Java y Bali, y a partir del 1 de julio de 2016 para los contribuyentes de otras regiones de Indonesia.

Kazajistán comenzó con la implementación de la factura electrónica en 2016. El gobierno pone a disposición de los contribuyentes una plataforma central (EIIS) para validar las facturas y distribuirlas a los receptores.

India: El GST e-invoice /IRN System es el sistema de facturación electrónica de la India, iniciado de forma obligatoria 1 de octubre de 2020. Existe un calendario de implementación gradual. Desde el 1 de abril de 2022: Empresas que hayan facturado más de rs 20 crores en el último ejercicio.

Filipinas avanza en la implementación del nuevo sistema de facturación electrónica, Electronic Invoicing System – EIS. La Oficina de Impuestos Internos, Bureau of Internal Revenue – BIR responsable del proyecto, anunció que a partir de julio de 2022 es obligatorio el uso de la factura electrónica para los 100 grandes contribuyentes del país.

Estos son los países donde todavía no es obligatoria

Vietnam tenía previsto iniciar con la obligatoriedad en 2020, pero las circunstancias especiales provocadas por la pandemia han llevado a un aplazamiento de la fecha inicial. Ahora, todos los contribuyentes que actualmente emiten facturas en papel deberán emitir facturas electrónicas a partir del 1 de julio de 2022.

Tailandia: En Tailandia, la factura electrónica es voluntaria. El gobierno tailandés no ha publicado todavía ninguna legislación informando sobre plazos para hacerla obligatoria.

Australia: De momento, solo es obligatoria para las agencias de la Commonwealth que deberán adoptar la factura electrónica no más tardar el 1 de julio de 2022. Pero Australia prepara también una implementación de la factura electrónica en el ámbito B2B. Para ello, lanzó una consulta pública sobre la adopción de la factura electrónica entre empresas. La consulta se denomina Business eInvoicing Right (BER) y significa que todas las empresas que estén preparadas para recibir facturas en formato Peppol, puedan pedir a sus partners que les envíen las facturas en este mismo formato. El objetivo de la iniciativa BER es extender el uso de la factura electrónica entre las empresas. 

En Nueva Zelanda, las agencias gubernamentales centrales deben recibir facturas en formato electrónico desde el 31 de marzo de 2022. Las empresas necesitarán contratar un Peppol Access Point certificado para poder intercambiar facturas electrónicas.

La facturación electrónica también será una realidad en Malasia, según el informe previo Presupuestario para 2023 del Ministerio de Finanzas. Hasta el momento, no se ha establecido un calendario para esta implementación. 

Plataforma global EDICOM

Las soluciones de EDICOM automatizan la adaptación de sus sistemas con herramientas de transformación de datos y soluciones de comunicaciones específicas, adaptadas a los requerimientos de las Administraciones Públicas y socios comerciales de aquellos países en los que tiene presencia. 

F. Hu describe cómo son los proyectos que desarrollamos en EDICOM: "La plataforma de EDICOM es sinónimo de solución global de facturación electrónica centralizada. Nuestros clientes delegan en EDICOM la complejidad de cada proyecto de compliance, desde su implementación hasta su monitorización. Se trata de un verdadero enfoque de servicio gestionado al 100% con el que nuestros clientes reducen drásticamente los costes y esfuerzos en la implementación de la facturación electrónica global.

Algunos de los beneficios de operar con un proveedor global como EDICOM son:

  • Plataforma global única.
  • Desarrollo único para nuestros clientes.
  • Servicios 100% gestionados.
  • Gestión del cambio proactivo y anticipado, tanto para cambios empresariales como para nuevos requisitos legales.
  • La experiencia y el know how de más de 25 años.
  • Desarrollo en innovación que mejora la implementación de proyectos, la hiper-automatización y el funcionamiento autónomo de la plataforma centralizada.

¿Le gustaría saber más?

Solicite información

También puede estar interesado en leer sobre...

Cómo es la factura electrónica en Bolivia

Le contamos la última novedad sobre el estado de implementación de la factura electrónica en Bolivia.

Dinamarca moderniza su Ley de Contabilidad para promover la digitalización de la contabilidad

La nueva Ley de Contabilidad obliga a las empresas danesas a presentar sus informes anuales desde enero de 2024

El SAT prorroga el uso del CFDI 4.0 Nómina

El CFDI nómina 3.3 podrá seguir utilizándose hasta el 31 de marzo de 2023 para facilitar su cumplimiento.